5 comentarios en “Microcuento VII – Ausencia

      • Creo que las emociones en general pueden ser una gran fuente de inspiración: la tristeza, la alegría, la felicidad, la euforia, el enojo, etc… sin embargo no sólo… creo que quienes escribimos podemos llegar a desarrollar nuestra habilidad para escribir, a través del acto de escribir y del leer… a través de lo que observamos, escuchamos, de lo que sabemos, lo que vivimos, de nuestras experiencias y de las de otros… entonces hay muchos factores que pueden ayudarte a fluir en las letras… sin embargo, en mi caso personal, cuando vivo emociones intensas es cuando más y mejor logro escribir… y si tu eres un poco similar a mi (un poco creo que si eh…) entonces comprendo que esa sensación melancólica que te trae estos días te puede dar mucho para tus letras… Te acompaño de corazón y te auguro serenidad y alegría… Un abrazo

        • Creo que tienes razón, aunque a veces me gustaría poder ponerme en sentimientos ajenos para ser capaz de escribir con el alma, pienso que es natural que la inspiración no sea la misma porque no hay nada más genuino e inimitable que la pasión del ser humano. Un abrazo!

Responder a Nacho Cancelar respuesta