Te llamo y no vienes, pasión

Muerte del hastío
Contraindicación del tedio
Veneno fatal de la apatía
Enemigo del desinterés

Eres el amor indebido
De tu mano viene, repentino, aguerrido
Eres la canción que me enciende
Sonando distinto y sanando mi instinto
Eres la fragancia de su cuerpo
Atrapado en mi recuerdo

Eres el escrito que nace en mi pecho
Y que sin revisar sale por mis dedos
Sin ti sería un dictado
Un texto hueco, sin historia ni significado

Cómo atraerte ahora que faltas
Nada que hacer para que atiendas
Si acudieras siempre que te reclamo
Pasión, aún podría decir que la amo

Un comentario en “Te llamo y no vienes, pasión

Responder a Zuri Aguirre Cancelar respuesta