No vine para quedarme

 

No vine para quedarme
Aunque me fuera para volver

Regresar sin ser el mismo
Es como no haber vuelto jamás

Como aquel anochecer que vimos
Que sólo acontece una vez

El batir de mis alas y de la razón
Azotan el aire que dejo atrás

Una gota de agua camino del mar
Y el río que ves no es el mismo después

Quien amanece contigo
Quien vuela contigo
Quien baja contigo
No es espectador, sino juez