Microcuento XII – La fotografía

Los días de soledad, se fueron apilando en su desván, agarrando polvo, desluciendo los espejos. No se dio cuenta hasta que, en el jardín de su memoria, el canto de un ave de plumaje dorado reclamó su atención.

La fotografía que tenía en su mesilla desapareció.

La que tenía en su cabeza se tornó perfecta.

5 comentarios en “Microcuento XII – La fotografía

      • Sí!! de hecho… primero pensé que la foto se la había llevado el que la abandonó -espero no estar inventándome la historia, jajaa- y en realidad ya no estaba en la mesita… luego pensé que la foto estaba ahí pero desapareció cuando ella ya no necesitaba verla… porque la foto ya no era necesaria para soñar… no sé… me podrías orientar??? jejejeje…

        • Jajajaja
          Lo bueno de las microhistorias es que cada uno es libre de interpretar y agregarles lo que estime, invéntala. Pero yo te cuento lo que tenía en la cabeza.
          La fotografía desaparece, efectivamente, porque ella (o él) la quitó, la tiró o la guardó, porque había superado el trauma de la ruptura y a partir de ese momento prefirió quedarse sólo con lo bueno de la relación.
          Pero, insisto, lo que me gusta de los microcuentos es que inspiran historias que van más allá del propio texto.

Responder a Zuri Aguirre Cancelar respuesta